Incontinencia urinaria se entiende como “pérdida involuntaria de orina a través de la uretra, objetivamente demostrable y que constituye para la persona que la padece un problema social e higiénico(ICS: sociedad internacional de la continencia).

La prevalencia en España es de un 16-24% aproximadamente, de los cuales el 30-40% son mujeres y el 15% hombres. Existen cuatro grandes colectivos que tienen mayor posibilidad de presentar incontinencia urinaria, y son: población infantil enuretica, mujeres en edad laboral, pacientes neurológicos y personas mayores.

¿Cuántos tipos hay?

La incontinencia urinaria de esfuerzo, es la pérdida involuntaria asociada a un esfuerzo o ejercicio físico (toser, reír, estornudar, correr, andar).

La IU de urgencia (IUU) es la pérdida involuntaria inmediatamente después de un deseo miccional intenso.

La incontinencia urinaria mixta (IUM) es la percepción de pérdida involuntaria de orina asociada tanto a urgencia como al esfuerzo.

La incontinencia urinaria continua (IUC) es la pérdida involuntaria y continua de orina.

Enuresis nocturna es la pérdida involuntaria producida durante las horas de sueño.

La incontinencia urinaria inconsciente (IUI) es la pérdida involuntaria sin deseo miccional que se presenta cuando la vejiga se encuentra llena.

¿Qué consecuencias tiene la IU en la calidad de vida del paciente?

Problemas de interacción en el entorno social, aislamiento…

Limitaciones en la práctica de alguna actividad deportiva o sexual

Pérdida de la autoestima, depresión, etc.

Problemas en el ámbito laboral

Problemas en el ámbito doméstico (reducción de ingesta de líquidos)

¿Cómo se diagnostica?

En primer lugar, se realiza una anamnesis, o historial médico detallado del paciente, para observar los síntomas y factores de riesgo que presenta.

A partir de un diario miccional (anotaciones del número, intervalo, volumen y causas de las micciones durante un periodo de 3-7 días) se evalúan las características miccionales.

En la exploración uroginecológica  se valora los órganos genitales externos, se realiza un examen neurológico y un test muscular. Para este examen, los hombres estarán más cómodos de lado, y las mujeres en posición ginecológica.

A veces, se realizan pruebas diagnósticas complementarias como son un estudio urodinámico o una prueba de imagen (Videocistouretrografía, ecografía o resonancia magnética)

¿Cómo se puede tratar?

Depende del tipo de IU que se padezca existen diferentes tratamientos:

  • Tratamiento conservador mediante la modificación del entorno (facilitar el acceso al cuarto de baño) y la conducta y mediante medidas higiénico-dietéticas y paliativas
  • Fisioterapia
  • Farmacología
  • Cirugía
  • Inyección endoscópica periuretral

 ¿Cómo podemos prevenirlo?

Evitar el aumento de peso

Dieta rica en fibra para evitar estreñimiento

Reducir el consumo de cafeína y alcohol

Practicar ejercicio

Beber mucho líquido, pero evitar que sea antes de acostarse

Descansar

Grupo Hábitat cuenta en sus instalaciones (Centros de mayores y Unidades de estancia diurna) con personal altamente cualificado en el cuidado de personas mayores.

Incontinencia urinaria

Photo by antaldaniel on Foter.com / CC BY-NC-ND

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies