Con la edad, muchas personas mayores comienzan a perder el apetito. A esta disminución de las ganas de comer se la denomina también Hiporexia.

Las personas mayores, normalmente, disminuyen la ingesta de comida porque sus necesidades físicas son menores y porque, con la edad, el estómago demanda menos cantidad.

¿Cuáles son las causas por las que las personas mayores disminuyen su ingesta de alimentos?

En primer lugar puede estar ocasionado por razones médicas, como algunas enfermedades cancerígenas o la disfagia. También puede producirse debido a factores psicológicos, como el estrés o la soledad. Finalmente nos podemos encontrar causas físicas, como la pérdida del gusto o la falta de piezas dentales. A continuación dejamos un resumen con ejemplos de las diferentes causas más probables por las que se produce la Hiporexia:

  • Causas médicas:
    • Determinadas enfermedades cancerígenas.
    • Problemas cardíacos.
    • Disfagia.
    • Dificultad para masticar.
    • Problemas renales.
    • Uso de ciertos medicamentos.
    • Infecciones (tos, fiebre).
    • Estreñimiento.
  • Causas Psicológicas:
    • Estado anímico.
    • Estrés.
    • Aburrimiento.
    • Soledad.
    • Algún tipo de demencia.
  • Causas Físicas:
    • Cansancio.
    • Complicación al elaborar los platos.
    • Problemas de movilidad (dificultad, por ejemplo, para desplazarse a comprar los alimentos).
    • Pérdida del gusto.
    • Pérdida del olfato.
    • Falta de piezas dentales.
    • Mala sujeción de la dentadura.
    • Reducción del estómago.
    • Menor desgaste físico.

¿Cómo podemos darnos cuenta si estamos ante un caso de hiporexia?

Los indicios en los que tenemos que fijarnos son si hay una bajada rápida de peso, si deja el plato de comida lleno con frecuencia así como si reemplaza las comidas por alimentos dulces.

Aunque detectar los síntomas parece una tarea sencilla, la hiporexia se camufla con facilidad con el hecho “normal” de que los ancianos disminuyen, en pequeña medida, la ingesta de alimentos.

¿Cuáles son las consecuencias que produce la hiporexia?

Las consecuencias más comunes presentes en esta afección son la pérdida rápida de peso y desnutrición como también el desequilibrio de la dieta. También nos podemos encontrar con la aparición de ciertas infecciones.

Ya hemos detectado que estamos ante un caso de hiporexia, ahora se nos plantea la siguiente pregunta: ¿cómo podemos solucionarlo?.

  • Triturar los alimentos para que sean más sencillos de digerir.
  • No servir la comida muy caliente.
  • Buscar las horas con mayor apetito.
  • Dividir las comidas, hacer unas 5 o 6 diarias.
  • Disminuir la cantidad de cada comida.
  • Comer alimentos ricos en nutrientes.
  • Evitar alimentos poco nutritivos.
  • Usar suplementos vitamínicos en caso de necesitarlo.
  • Evitar alimentos ricos en azúcar.
  • Evitar que coma solo.

Es importante comer la cantidad de alimento adecuada para obtener los valores nutricionales necesario para el perfecto funcionamiento de nuestro organismo. Una buena alimentación es sinónimo de una buena salud.

Disminución del apetito en los mayores
Photo by abbamouse on Foter.com / CC BY-SA
Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies